Salón


Salón

La buena elección de la iluminación del salón, por ejemplo, que es de las más recurrentes dentro del hogar, es muy importante. Además, es una zona multifuncional, puesto que en él es donde se desconecta, donde se relaja y donde gusta estar cómodos, donde se disfruta de grandes ratos en familia, donde se recibe a nuestras visitas, donde se ríe… En definitiva, el salón da vida y es por ello que se debe planificar su alumbrado para sentirse realmente bien.

No se debe olvidar que la iluminación en muchas ocasiones permite crear sensaciones, por lo tanto, no hay que tener prisa a la hora de escoger nuestras luminarias.

Una opción importante a tener en cuenta, ya que hay tantas actividades que se desarrollan en esta estancia, sería la de instalar reguladores de la luz para que ayuden a intensificar o a bajar la iluminación, conforme sea oportuno.

Actualmente, la tecnología marca la vida cotidiana y elegir luces inteligentes para el salón es también una opción estupenda y funcional. A golpe de clic se pueden crear infinitos ambientes y sensaciones para nuestro sitio favorito.

Es obvio que las lámparas de LED integradas son las grandes utilizadas en esta área, puesto que su uso nos permite ahorrar dinero y energía. Además, y muy importante, es que ayuda con el medio ambiente. Su vida útil es muy larga y su encendido instantáneo es una gran ventaja.

Dependiendo del uso que se le dé al salón y de cómo sea el día a día de cada uno, las necesidades varían, pero por lo general se busca crear ambientes acogedores y agradables.

Para esta estancia se pueden utilizar casi todas las categorías de iluminación que existen, dependiendo de las escenas que se quieran conseguir.

Los pies de salón permiten crear ese ambiente de comodidad para los momentos de lectura que tanto relajan, de los que tanto se disfruta y que producen esa agradable sensación de confort.

Los plafones de techo se usan para conseguir un alumbrado general en toda la estancia, sobre todo si el habitáculo no es demasiado grande, ya que dará sensación de amplitud puesto que no ocupan gran espacio.

Las lámparas colgantes son el producto estrella para la iluminación general, especialmente para cuando se reciban invitados y se tengan reuniones con familiares y amigos, ya que expanden la luz eficazmente por todo el espacio.

Los apliques de pared juegan un papel importante si lo que se busca es conseguir una iluminación indirecta y crear matices maravillosos, ideando originales juegos de luces.

Los focos, en este caso, tienen la ventaja de ser orientables hacia la zona que se precise destacar, por lo que son fundamentales cuando se quiere dar protagonismo a un cuadro, una fotografía o incluso un mueble que sea valioso.

Las sobremesas se utilizarán como luces complementarias a las principales y, mayormente, como accesorios en la decoración. 

Los empotrables también tienen cabida dentro de la iluminación del salón, como, por ejemplo, cuando el objetivo a conseguir es más minimalista y no se quiere destacar ningún elemento, pero se quiere conseguir una iluminación de calidad y práctica.

Las lámparas deberán ser acordes al tipo de decoración que se tenga en el hogar. Estas pueden ser un elemento decorativo importante, incluso cuando no están encendidas. Por eso mismo, ¡hay que sacar a pasear la imaginación e idear ambientes de lo más singulares para el hogar!

En EGLO Iluminación se hace una apuesta innegable hacia el diseño y la funcionalidad. Se podrá inundar la casa de buen gusto e innovación compatible con cualquier estilo de decoración. Ofreciendo colecciones con una variedad de materiales, tamaños, formas y colores ilimitada para lograr que crear el salón ideal. Entre todos los estilos, se pueden diferenciar:

  1. Estilo minimalista: se escorgerán lámparas con líneas rectas y sencillas.
  2. Estilo moderno: se optará por luminarias cromadas, en cristal,  con led integrado y con diseños fascinantes. Son una gran referencia que se encuentra muy de moda en el interiorismo actualmente.
  3. Estilo vintage o industrial: en este caso los materiales metálicos y óxidos envejecidos cobran protagonismo. Además de las novedosas y originales bombillas LED de filamentos vistosos, que ayudarán a poner ese punto retro a las luces.
  4. Estilo clásico: lámparas con pantallas de tela, o las clásicas lámparas de araña con las que se puede crear un salón colonial con un toque de elegancia sublime.
  5. Estilo rústico: lámparas de brazos y forja combinadas con maderas.
  6. Estilo nórdico: luminarias en madera de tonos neutros y realizadas en lamas para crear diferentes formas con un estilo limpio y natural.

Como ves, las alternativas que existen en el mercado son innumerables para que puedas conseguir la iluminación perfecta para ti y los tuyos.

Producto añadido a Favoritos
Producto añadido para comparar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Si quiere más información puede leer nuestra política de cookies